«

»

Historia Gay de Barcelona

¿Hacia un paraíso gay?

Barcelona es famosa, en parte, por el ambiente gay friendly que inunda sus calles y es considerada como una de las ciudades más abiertas del mundo en cuanto a su acercamiento a los derechos de la comunidad LGTB. Pero también se trata de una ciudad con una historia más que interesante relacionada con la comunidad LGTB, tanto a nivel individual a través de personajes homosexuales a lo largo de los siglos, como en el desarrollo del movimiento LGTB en los años setenta. Echemos un breve vistazo a su historia gay.

Historia gay

Aceptados por romanos y perseguidos por la inquisición.

Sabemos que del siglo I al V d.C., en el imperio romano, las relaciones entre hombres así como entre mujeres no era algo que extrañara a los ciudadanos. Aunque después, durante la dominación visigoda entre los siglos V y VIII se impuso la pena de castración para los homosexuales.

Tiempo después llegaron los musulmanes a la península ibérica. Durante el Al-Ándalus la homosexualidad era muy tolerada. Hasta la nobleza y las clases más altas acostumbraban a tener relaciones homosexuales. Aunque Barcelona no estuvo tanto tiempo bajo la dominación musulmana.

Después, entre los siglos X y  XI, el Condado de Barcelona, dentro del reino de Aragón, aparece como la ciudad más importante de la región mediterránea. Sus leyes que siguieron en los años siguientes eran medianamente más abiertas en la condena de la homosexualidad que en Castilla, y es posible que la práctica de los ritos de hermanamiento, de primeras uniones fraternales entre hombres o entre mujeres, pudieran haberse llevarse a la práctica.

Todos podemos imaginarnos que gran parte de esos hermanamientos eran una forma de legalizar uniones homosexuales en esos años, pero con el paso del tiempo estos acabarían por desaparecer al endurecerse las condiciones y las penas con los Reyes Católicos.

La Inquisición, activa hasta el 1834, también persiguió la homosexualidad, no sólo llevó a la horca a muchos homosexuales, sino que también dejó su influencia en la sociedad.

Historia gayEl Barrio Chino

Uno de los puntos con mayor historia de la Barcelona de nuestros días es el llamado Barrio Chino de Barcelona, actualmente conocido como el Raval y situado en un punto céntrico de la ciudad.

Ya en el siglo XIX, El Raval vio florecer los “cafés cantantes”, lugares de espectáculo donde confluían artistas, marineros, prostitutas, criminales y homosexuales, lugares utilizados como fuente de inspiración por algunos artistas.

 Se trata pues de un barrio que representa dos realidades a tener en cuenta desde un punto de vista histórico. Por una parte es el origen de la convivencia con homosexuales de forma más abierta y por otro, está su papel de gueto donde se marginan prácticas que la sociedad del siglo XIX no toleraba.

Hoy en día se ha modernizado para convertirse en un espacio vanguardista de contacto entre culturas y artistas, conservando ese ambiente gay-friendly.

El movimiento proderechos.

Muchos considerarán que el inicio del movimiento pro derechos de los homosexuales, lesbianas, transexuales y bisexuales arranca en los años 70.

Teniendo en cuenta la historia de España, con dos dictaduras en el siglo XX (con Primo de Rivera entre 1921-1930 y luego con Franco entre 1939 y 1976), las cosas no fueron especialmente fáciles. Basta mencionar el asesinato de García Lorca en 1936, personaje que visitó Barcelona en varias ocasiones y tuvo una estrecha relación con Dalí, al que todos conocemos.

Pero en los últimos años del Franquismo, Barcelona estuvo a la vanguardia del movimiento pro derechos homosexuales.

En 1970 se constituyó el Movimiento Español de Liberación Homosexual, la primera asociación moderna de defensa de los derechos de los homosexuales en España.

Su creación fue una respuesta a la aprobación de la Ley de Peligrosidad en 1970, donde se declaraban las actividades sexuales entre hombres como delictivas, lo cual permitía al régimen encarcelar y torturas homosexuales.

Tras la muerte de Franco en 1975, el grupo volvería a organizarse ya bajo el nombre de Front d’Alliberament Gai de Catalunya.

En Barcelona tuvo lugar en 1977 la primera manifestación el día 28 de junio. La marcha fue por Las Ramblas con gritos contra la ley de Peligrosidad y discurrió sin incidentes hasta que llego a Plaza Catalunya, donde la policía carga violentamente contra ellos y se produce una batalla campal.

Gracias a esta primera marcha, al año siguiente se comienzan a producir réplicas por todo el país. Es por tanto 1979 el año del primer espaldarazo a la libertad homosexual en España.

Historia gay

La legalidad de las uniones homosexuales.

En 1998 el Parlamento de Cataluña aprobó la Ley de Uniones Estables de Pareja, la primera ley de este tipo en todo el estado.

Este paso parece pequeño si se compara con todo lo que vendría después, especialmente en 2005, cuando se aprobó el matrimonio entre personas del mismo sexo, mucho antes que en otros países dichos vanguardistas, como Francia, país que hasta el pasado 2013 no consintió el matrimonio gay.

Ley contra la LGTB-fobia

En 2014 se alcanzará otra de las grandes metas del movimiento LGTB: el Parlament de Catalunya aprobará, finalmente, la Ley contra la Homofobia, una norma pionera en España al establecer un régimen sancionador para proteger la igualdad y la no discriminación LGTBI.

Una ley que considera que aquél acusado de haber realizado un acto homófobo ha de probar su inocencia, procedimiento estándar utilizado en la UE para casos sobre discriminación.

Ciertamente, el avance hacia la consecución de la plena igualdad y la no discriminación del colectivo gay durante los últimos 40 años ha sido espectacular. La comunidad LGTBI ha pasado de estar perseguida a ser reconocida como integrante de pleno derecho en la sociedad. En el caso de Barcelona  se ha convertido incluso en un importante activo económico y en dinamizador de la actividad turística de la ciudad.